Nunca en un periodo de paz el tema del dinero ha generado tanta inseguridad como ahora. Aunque Alemania vive en el bienestar, muchas personas tienen la impresión de que el valor de nuestro dinero disminuye continuamente. Al mismo tiempo y sin necesidad se cuestiona el dinero en efectivo y cada vez más frecuentemente los medios tematizan el final definitivo del dinero en efectivo.
La preocupación por el futuro del dinero no es casual: en muchos países hace mucho que la limitación masiva del dinero en efectivo es una realidad. Por el momento, la primera posición la ocupa India. En ese país se retiró de la circulación de un día para otro el 86 por ciento de las rupias en efectivo. Hasta ayer todavía medio de pago oficial, hoy repentinamente sin valor: y tampoco el dinero de la Eurozona está asegurado contra un destino semejante.
Así que, ¿cuál es el futuro del dinero, como medio de intercambio y de pago y como posibilidad de mantener el valor? ¿Cómo vamos a pagar en el futuro? ¿Qué formas están a nuestra disposición? ¿Y cuáles se nos imponen, por el Estado o incluso por las circunstancias, como por ejemplo crisis y catástrofes, cuando el cajero automático o la cuenta en línea ya no funcionan?

More by Harald Seiz